sábado, 5 de diciembre de 2020

Los accidentes de trabajo y su tratamiento en una organización

Los accidentes de trabajo y su tratamiento en una organización

Las causas de los accidentes laborales nunca suelen ser triviales, inclusive en los casos aparentemente más simples, implica una serie de elementos a considerar. Contrariamente a lo que se podría pensar, está comprobado estadísticamente que las causas más frecuentes de los accidentes no se relacionan con el uso de máquinas peligrosas o el contacto con sustancias peligrosas como explosivos, líquidos inflamables, químicos peligros u otros similares, sino en situaciones más comunes como tropezar, una caída, manipular o utilizar objetos sin cuidado o ser golpeado por algún objeto.

Otro aspecto que también es diferente a lo que comúnmente se cree es que las víctimas más frecuentes de los accidentes no son las personas que tienen algún tipo de limitación física ya sea por la edad u otra, sino aquellas que pueden considerarse las más aptas desde el punto de vista físico o psicosensorial, es decir los trabajadores más jóvenes.

Los riesgos en un ambiente de trabajo pueden ser visibles o no; entre los primeros pueden estar grietas en el suelo, fuga de sustancias químicas, zonas de máquinas sin protección, etc. Los riesgos que no son visibles, incluyen los gases, el ruido, las vibraciones y aspectos similares, que cada vez son más comunes y generar un importante riesgo para los trabajadores.

Se debe destacar que el progreso técnico ha generado nuevos riesgos para la salud de los trabajadores, aunque también ha posibilitado que se creen los mecanismos para su prevención sistemática. Con el pasar del tiempo también se ha reducido considerablemente la gravedad de los riesgos tradicionales, lo que ha venido a la par de la mejora de las normas de seguridad.

Un accidente es resultado de la concurrencia de factores técnicos, fisiológicos y psicológicos, es decir, involucra aspectos como la exposición a máquinas, el ambiente de trabajo (iluminación, ruido, vibraciones, emanaciones, etc.), así como la postura del trabajador y la fatiga que se genera cuando realiza un trabajo. Circunstancias que no se generan precisamente en el trabajo, pueden generar malhumor, frustraciones, depresiones, etc., factores que también tienen incidencia en la posibilidad de que ocurra un accidente. En este sentido, no sorprende que actualmente se ponga mucha atención a los riesgos que se generan por el comportamiento humano, sea al interior de la organización o de manera externa, pues esto permite examinar de manera más integral las estrategias para proteger la salud y bienestar del trabajador.

La precaución principal que se debe asumir para evitar un accidente consiste en eliminar las causas potenciales, ya sea que correspondan a factores técnicos o humanos. En este marco, el respeto a las normas, el mantenimiento de la maquinaria y equipo, la capacitación de los trabajadores en materia de seguridad e higiene, así como el establecimiento de buenas relaciones, son fundamentales.

El estudio del trabajo puede ayudar a reducir la frecuencia de accidentes a través de la reducción del número de operaciones peligrosas o innecesarias y la secuencia de manejo de materiales. Esta y otras técnicas, en general, coadyuvan a que se realice un examen crítico de la manera en la que se realiza el trabajo en una organización, lo que permite que se prevenga de una manera más efectiva la posible ocurrencia de accidentes laborales.

jueves, 3 de diciembre de 2020

La administración de la seguridad e higiene en el trabajo

La administración de la seguridad e higiene en el trabajo

Para obtener resultados efectivos en la prevención de accidentes laborales se debe contar al menos con los siguientes elementos:

  • El empleador debe reconocer su responsabilidad en garantizar que el lugar de trabajo sea seguro y que los riesgos para la salud de los trabajadores sea el mínimo;

  • Se debe adoptar una política de seguridad e higiene laboral que considere la implementación de una buena organización de la seguridad e higiene en el trabajo;

  • Se debe estimular la participación decidida y generalizada de los trabajadores en las actividades que involucra la seguridad e higiene en el trabajo. Esto incluye la creación de los comités de seguridad, los servicios de inspección e investigación de accidentes, así como el nombramiento de especialistas en el área.

También es relevante que los trabajadores tengan la suficiente información sobre los riesgos profesionales a los que pueden estar expuestos (esto se considera como un derecho fundamental). Los trabajadores deben tener claro que tienen el derecho de retirarse de una situación laboral que implique un peligro inminente y grave para su vida o su salud.

La institucionalización de las estructuras asociadas a la gestión de la seguridad industrial es de vital importancia, pues esto permite que se asignen de manera precisa las responsabilidades para garantizar la ejecución de acciones sostenidas en la organización para mantener un ambiente laboral seguro.

La responsabilidad de la seguridad e higiene de una organización no corresponde solamente a determinadas áreas como la administrativa, de producción, mantenimiento o relacionadas, sino que debe considerarse de manera integral en la empresa. Es decir, debe haber un compromiso desde el personal directivo hasta los trabajadores de todos los niveles.

¿Qué rol tiene la capacitación en la seguridad e higiene en el trabajo?

La capacitación en materia de seguridad e higiene en el trabajo es fundamental en cualquier organización, independientemente de su tamaño. Esto permite que las necesidades en materia de seguridad laboral se consideren a todo nivel de manera permanente, lo que promueve la adopción de medidas propositivas.

Para realizar las actividades de capacitación se debe dedicar el tiempo y energía necesarios. Se debe prestar especial atención a la capacitación de los trabajadores nuevos orientándolos a que desarrollen sus labores de la manera más segura posible; posteriormente se debe retroalimentar este trabajo con capacitaciones regulares.

Los miembros del comité de seguridad e higiene deben recibir formación especializada para apoyar el mejoramiento del ambiente de trabajo. Por su parte, la parte gerencial de la organización también debe conocer a cabalidad la importancia de la gestión en materia de seguridad e higiene en la organización, lo que les permitirá plantear medidas para su mejora continua.


sábado, 28 de noviembre de 2020

Las condiciones del medioambiente de trabajo y su relación con la productividad

Las condiciones del medioambiente de trabajo y su relación con la productividad

Hoy en día es clara la interdependencia entre las condiciones del medioambiente de trabajo y la productividad, sin embargo, esto no siempre fue así. Esto se empezó a comprender de manera más clara cuando se observó que los accidentes de trabajo no solo tenían una repercusión física en el cuerpo del trabajador, sino que generaban un impacto económico negativo, pues implicaba incurrir en costos directos relativos a atenciones médicas e indemnizaciones.

Posteriormente, también se empezó a prestar atención a las enfermedades profesionales y también se hizo muy notoria la cuantía de los costos indirectos que ocasionaban los accidentes de trabajo, como la pérdida de tiempo de los involucrados, la investigación del accidente, la interrupción en la producción, daños en los materiales, probables gastos judiciales, disminución en los niveles de producción por reemplazo del accidentado, etc. No era extraño que estos costos superen en ocasiones en varias veces a los costos directos.

El incremento de piezas defectuosas o los descartes imputables a la fatiga de los trabajadores por excesiva carga laboral o malas condiciones de los ambientes de trabajo, sobre todo en lo que se refiere a la iluminación y ventilación, demostraron las limitaciones que posee el ser humano, pese a su gran capacidad de adaptación a diferentes condiciones. Quedo patente entonces que las malas condiciones en el ambiente laboral afectaban negativamente al rendimiento de los trabajadores y por lo tanto a su productividad.

Es común todavía en la actualidad, que las técnicas de gestión de las organizaciones no pongan el suficiente relieve en la importancia de la seguridad e higiene en el trabajo o de la ergonomía, a pesar de que las mismas se consideran como parte del sistema global de las empresas.

Queda claro que no solo un ambiente de trabajo peligroso se constituye en causa directa de accidentes y enfermedades profesionales, sino que la insatisfacción de los trabajadores en razón de condiciones de trabajo inadecuadas, también pueden ocasionar la disminución de la calidad y cantidad de producción de una empresa. El grado de impacto y las consecuencias de la insatisfacción variarán en función de diferentes factores, uno de ellos es el medio sociocultural.

En el citado contexto, se debe señalar que para que una organización alcance niveles rentables de productividad que estén en armonía con el progreso técnico y el crecimiento de la economía, se deben generar las condiciones laborales adecuadas para permitir que el trabajo se desarrolle de manera adecuada.

martes, 24 de noviembre de 2020

Una definición ampliada del concepto de accidente de trabajo

Una definición ampliada del concepto de accidente de trabajo

Una definición técnica ampliada de accidente de trabajo podría ser planteada de la siguiente manera: “Suceso no deseado que interrumpe la continuidad del trabajo y que posee potencial de daño”.

Todos los accidentes pueden ser evitados a través de la implementación de métodos y estrategias adecuadas que permiten mantener niveles de riesgo tolerables.

El término evitable es un elemento central en lo señalado en el párrafo previo. Admitir que un accidente es evitable, implica aceptar la ejecución de un trabajo en el marco de los criterios de una seguridad científica, con cuyos métodos y estrategias se puede actuar de manera eficaz para lograr niveles de riesgo que sean tolerables. Se trata de conseguir que al menos determinados accidentes y las situaciones de riesgo que las generan, no se presenten en la organización; por lo que solo deberían permitirse la presencia de aquello que potencialmente pudiera ocasionar daños de poca consideración.

¿Cuál es la diferencia entre accidente de trabajo y otros daños a la salud y bienestar?

Para diferenciar los accidentes de otros daños a la salud y bienestar como consecuencia de la ejecución de un trabajo, se puede tomar como parámetros el agente agresivo y la velocidad de su producción.

Agresiones que no generan lesiones físicas: considera aquellas que causan malestar en el estado anímico de las personas como la insatisfacción. Estas agresiones aun cuando se prolonguen no generan lesiones físicas demostrables.

Agresiones que generan enfermedades diagnosticables: considera a las denominadas enfermedades profesionales. Por ejemplo, la exposición repetida a polvo de sílice puede generar silicosis, la exposición a plomo puede ocasionar saturnismo, la exposición a niveles de ruidos altos puede causar sordera, etc.

Agresiones que producen lesiones a corto plazo de carácter leve, grave o mortal: corresponden a aquellas agresiones que actúan una sola vez o en un plazo reducido de tiempo, produciendo lesiones identificables que tienen carácter leve, grave o mortal. Estas agresiones son las que corresponden a los accidentes de trabajo.

¿Por qué se caracterizan los accidentes de trabajo?

Los accidentes de trabajo se caracterizan por:

  • La agresividad del agente material;

  • El período de latencia limitado (correspondiente a la conjunción de los diferentes factores de riesgo que caracterizan los accidentes de trabajo).

Es importante diferenciar los accidentes de trabajo de los otros daños para la salud y bienestar del trabajador, pues esto permite identificar y llevar adelante las estrategias de actuación que son más efectivas en cada situación particular.

lunes, 23 de noviembre de 2020

Definición de accidente laboral y la importancia de su estudio

Definición de accidente laboral y la importancia de su estudio

A diario, miles de trabajadores en el mundo sufren accidentes de distinta índole, lo que les ocasiona lesiones con un nivel de gravedad diferente. Cada suceso o accidente involucra la presencia de dolor físico o daños psicológicos, lo que genera pérdida de la capacidad de trabajo, preocupación y sufrimiento en el ámbito cercano del accidentado, así como costos para la organización y la sociedad en general.

En el contexto de funcionamiento del sistema económico y social imperante, las personas deben realizar un determinado trabajo para su sustento, a la par que coadyuvan a la generación de riqueza. La ocurrencia de accidentes incide negativamente en los dos aspectos señalados, pues la incapacidad temporal o definitiva de los trabajadores ocasiona una pérdida en su capacidad de generar retornos económicos para su subsistencia y daña la capacidad de generación de excedentes económicos a nivel agregado. Por lo tanto, queda claro que los accidentes tienen consecuencias adversas a nivel individual y en el conjunto de la sociedad.

Puesto que es de interés general reducir o evitar, en lo posible, los accidentes de trabajo, los trabajadores, técnicos especializados, la parte directiva y gerencial de las organizaciones, así como el gobierno, deben trabajar de manera coordinad, con acciones en el ámbito de su competencia.

¿Cómo se define un accidente de trabajo?

Intuitivamente es obvio que se trata de los eventos o sucesos que producen lesiones cuando se realiza un trabajo determinado. Sin embargo, una definición más formal, que se rescata en algunas legislaciones alrededor del mundo es: “accidente de trabajo es toda lesión corporal que el trabajador sufre con ocasión o a consecuencia del trabajo que desarrolla por cuenta ajena”.

La definición anterior hace referencia tanto a los eventos que se producen dentro del ambiente laboral o en el trayecto habitual del trabajador desde y hacia su casa.

Enfermedades laborales

En algunas ocasiones, los efectos negativos de realizar un trabajo no pueden ser percibidos de manera directa y objetiva como los accidentes que producen alguna lesión. Este es el caso de las enfermedades laborales, que se contraen en el trabajo y con el transcurso del tiempo generan daños y un deterioro en la salud del trabajador, pudiendo inclusive ocasionar la aparición de lesiones.

Incidentes laborales

Corresponden a aquellos eventos que, habiéndose producido en la realización de un trabajo, no generaron lesiones, pero si afectaron o alteraron su secuencia normal.

domingo, 22 de noviembre de 2020

Evaluación cuantitativa del árbol de fallas

Evaluación cuantitativa del árbol de fallas

Para efectuar la evaluación cuantitativa del árbol de fallas se requiere conocer la indisponibilidad o probabilidad de falla de aquellos sucesos que en el árbol se representan con un círculo (sucesos básicos) y determinar valores probabilísticos de falla para aquellos sucesos representados mediante un rombo (sucesos no desarrollados).

En función de la modalidad de falla del componente, se calcula la probabilidad de falla del mismo; se puede tomar como la mejor aproximación la tasa de fallas que debería estar registrado en el historial de funcionamiento del componente. Asimismo, es usual tomar información estimada sobre tasas de errores humanos que permiten asignar valores probabilísticos de ocurrencia.

El conocimiento de valores de probabilidad de sucesos primarios, básicos o no desarrollados, permite lo siguiente:

  • Determinar la probabilidad global de aparición del suceso no deseado o evento que se pretende evitar.

  • Determinar las vías más críticas para las fallas, es decir, las más probables entre las combinaciones de sucesos susceptibles de ocasionar el suceso no deseado.

Para valorar la probabilidad global de aparición del suceso no deseado, se deben realizar los siguientes pasos:

  • Asignar valores probabilísticos a los sucesos primarios;

  • Determinar las combinaciones mínimas de sucesos primarios cuya ocurrencia simultánea genera la aparición del suceso no deseado, es decir, se debe establecer los conjuntos mínimos de fallas.

  • Calcular la probabilidad de cada vía de falla en el conjunto mínimo de fallas, lo que se consigue como el producto de las probabilidades de los sucesos primarios que la componen.

  • Calcular la probabilidad de que se produzca el acontecimiento final, como la suma de las probabilidades de los conjuntos mínimos de fallas, como límite superior. Matemáticamente debe restarse la intersección de éstos.

viernes, 20 de noviembre de 2020

Utilización y resolución del árbol de fallas en el análisis de riesgos

Utilización y resolución del árbol de fallas en el análisis de riesgos

La utilización del árbol de fallas podría limitarse a aspectos cualitativos, sin embargo, existe la posibilidad de la cuantificación cuando existen fuentes de datos relacionadas con las tasas de fallas de distintos componentes.

Evaluación cualitativa del árbol de fallas

Consiste en analizar el árbol en el marco de su estructura lógica, esto con el fin de determinar las combinaciones de sucesos que podrían hacer que el suceso no deseado o evento que se quiere evitar no se produzca.

La estructura lógica de un árbol de fallas permite emplear el álgebra de Boole, por lo que es posible traducir esta estructura en ecuaciones lógicas. En este sentido, las equivalencias lógicas utilizadas son las siguientes:

Puerta “O”: equivale a un signo “+”, en el sentido de la teoría de conjuntos:

Puerta “Y”: equivale a un signo “.”, en el sentido de la teoría de conjuntos (intersección).

Entre las leyes y propiedades básicas del álgebra de Boole están las siguientes:

Propiedad conmutativa

x + y = y + x

x · y = y · x

Propiedad asociativa

x + (y + z) = (x + y) + z

x · (y · z) = (x · y) · z

Propiedad distributiva

x + (y + z) = x · y + x ·z

(x + y) · z = x · y + x · z

Propiedad idempotente

x · x = x

x + x = x

Ley de absorción

x · (x + y) = x

x + x · y = x

Con lo anterior, es posible transformar el árbol de fallas en una función lógica, además de realizar simplificaciones en caso de existir falsas redundancias. La reducción de falsas redundancias (reducción booleana) consisten en simplificar determinadas expresiones y por lo tanto los elementos de la estructura que se representan en ellas. Esto es importante, ya que además de las fallas individuales de los componentes, se debe identificar fallas que se explican por una causa común o la determinación de los componentes que fallas de una misma manera.

Resolución del árbol de fallas

Para resolver el árbol de fallas se siguen los siguientes pasos:

  • Identificar todas las puertas lógicas y los sucesos básicos;

  • Resolver todas las puertas en sus sucesos básicos;

  • Eliminar los sucesos repetidos en los conjuntos de fallas (aplicar la propiedad idempotente del álgebra de Boole);

  • Eliminar de los conjuntos de fallas aquellos que contengan conjuntos más pequeños. Es decir, determinar de entre todas las combinaciones posibles, los conjuntos mínimos de fallo (aplicación de la ley de absorción del álgebra de Boole).

En la práctica, los árboles suelen ser complejos, por lo que se suele acudir a software especializado para su resolución cualitativa y cuantitativa. Esto también permite efectuar simulaciones para examinar las diferentes combinaciones existentes y resumir el árbol en los conjuntos mínimos de fallas.

Template by - Abdul Munir | Daya Earth Blogger Template